Sidrería Auzmendi – Pamplona

19 11 2013

Hola de nuevo,

hace ya un tiempo mis compañeros de trabajo y yo cogímos la mala costumbre de juntarnos para comer o cenar los fines de semana. Nos recorrímos varios restaurantes y nos dabamos cuenta de que nos faltaba algo, un aliciente más, no se…

Y es que, como somos de buen comer, nos apetecía una buena chuleta. Así que nos pusimos manos a la obra.  Empezamos por el Kaleangora, que a pesar de tener unas muy buneas instalaciones y la bolera al lado para tomarse unos buenos Gin-tonics, lamentablemente si te ciñes al “menú sidrería” que ofrecen, sales con hambre y eso es imperdonable. Si pides que te saquen más chuleta luego te meten una clavada de aupa. Así que una y no más.

Proseguimos con la búsqueda y nos enteramos que la Iruñako había cerrado y que el Auzmendi había cogido el local, así que decidimos probar. Y vaya acierto.

Además de que tiene varios menús, el “tipical” menú  Sidrería está compuesto por los chorizos, tortilla de bacalao, bacalao en trozo (que en la citada anteriormente no lo dan)  y la chuleta y por supuesto que tienen sus cupelas. No olvidarse del queso con membrillo.

El precio ronda los 30€. El sitio está muy bien y se come muy agusto. Y paa finalizar, en frente tienes  un bar muy majo con terracita para tomarte lo que quieras.

Sólo he de decir que desde el día que fuimos ya he repetido unas cuantas veces.

Saludos

Anuncios




Il Capo -Hondarribia

26 04 2011

Ubicado en el puerto deportivo, tiene excelentes vistas y terracita recientemente convertible en “pecera”.

Lo cierto es que cada vez que pasas la terracita siempre esta llena.

No es nada caro y se basa en comida italiana. Las pizzas son muy originales y buenas al igual que el resto del menú compuesto de ensaladas, risottos, pastas varias y un menú especial para celíacos.

Te atienden muy rápido y muy bien y todo como ya os he dicho de forma económica (por 15€ sales cenado).

Recomendable 100%

Valoración: Notable





Arroka Berri- Hondarribia

26 04 2011

El Arroka Berri es uno de los tantos Restaurantes que hay en Fuenterrabía pero no es uno más, tiene algo especial. Tiene encanto.

Está ubicado en la subida al faro en un caserío con un coqueto jardín y frente a él un muro con el logo del restaurante con neones azules bañados por una fina cascada que le da un toque vanguardista.

La atención es muy buena y la comida ya os podéis imaginar. Mezcla entre lo tradicional y la modernidad de la cocina de ahora.

Pescados exquisitos y carnes supinas.

Hemos estado un par de veces mi novia y yo y siempre salimos encantados. Os recomiendo el solomillo al Foie y el solomillo Idiazabal, que es a lo que nos hemos decantado las dos veces.

Los postres también son dignos de mención. Tienen gran variedad y todos exquisitos. Recomiendo la torrija caramelizada.

Tampoco es un sitio para ir todos los días ya que no resulta barato. Para dos personas los 100 € no te los quita nadie, con vino.

Muy recomendable para citas y eventos especiales

Valoración: Sobresaliente.





Laia – Hondarribia

26 04 2011

Esta vez nos desplazamos a Hondarribia – Gipuzkoa a comer en un asador- sidrería con encanto. Se llama LAIA .Una mezcla entre típica sidrería vasca y restaurante chic.

No sabíamos de su existencia ya que se encuentra un tanto escondido en las faldas del Jaizkibel.  Es de estos sitios que das con ellos sin querer, por casualidad yendo con la bici o porque te han comentado que existe ya que está en mitad de la montaña escondido entre árboles en mitad del valle. Tiene bonitas vistas ya que las paredes son acristaladas y dejan ver una hermosa panorámica de montañas y naturaleza.

Pero a lo que íbamos, qué tal se come? Pues teniendo en cuenta que el lugar no es barato, se come bastante bien.

La mitad de la mesa nos decantamos por el menú sidrería y la otra mitad por ensalada y pescado. Especialidad de la casa también el pescado a la parrilla.

Para las mujeres sacaron unas ensaladas muy suculentas y el pedazo de rodaballo que se iban a comer antes de que se lo prepararan para que vieran la pinta que tenía. Parece que estaba todo bueno porque no hicieron ni respirar.

Y para nosotros, el típico menú de sidrería. Primero tortilla de bacalao, muy buena y sabrosa al igual que el bacalao en trozo que te sacan a continuación. Y finalmente las chuletas. Mira que yo soy de solomillo, pues acabé repitiendo de lo buenas que estaban. Con su justo toque de sal y en su punto. Y el postre? Queso idiazabal con membrillo casero que estaba sobrao. Por cierto, sidra toda la que quisieras tanto de txotx como de botella. Vaya repaso le dímos.

Un par de copas y a la calle. Precio final 44€.

Valoración: Sobresaliente en todo.





Food Revolution

6 04 2011

El otro día viendo el Canal Cocina donde se aprenden muchas cosas del arte de cocinar, estaban emitiendo un programilla de Jamie Oliver, que seguro que os suena. Para los que no os suene, que sepáis que es un conocido cocinero inglés que ha forjado su fama por sus recetas frescas y sanas en televisión y su revolución en los menús de las escuelas del Reino Unido.

Y de sus recetas sanas ha dado el salto a hacer programas relacionados con la cocina pero diferentes.

En uno de estos programas ( Jamie´s Kitchen), por ejemplo, coge a chicos problemáticos de la calle y les da una oportunidad de empezar de cero como personal de cocina, siguiendo unos cursos de comportamiento y de elaboración dentro de ésta. Enseñándoles la profesión. Y es en plan reality, que si un día no va uno, que si otro día a otro se le va la olla, que si no te aplicas estás fuera…, que si hoy preparamos menú para gente importante, ya os podéis imaginar.

En otro de los programas ayuda a una pequeña familia a conseguir su sueño de montar un coqueto negocio de restauración y hacerlo funcionar en un acogedor pueblo al norte de Londres dándoles consejos y ayudas económicas.

Y por último y el por qué de este artículo es el programa basado en su viaje a Estados Unidos (Food Revolution), concretamente a Hutington, West Virginia, la América profunda, llena de aldeanos de esos que se casan con sus propias primas con un tercio de la población obesa. Casi nada. Y se ve por qué.

Va a la casa de una familia tipo, madre obesa e hijos obesos y comienza a preparar los desayunos, comidas y cenas para dejarlo todo encima de la mesa y que vean lo que se comen al cabo de una semana. Es desolador. Perritos, nuggets, tortitas, pizzas, todo frito. Era un cuadro bastante desagradable. En serio. Es entonces cuando la madre se da cuenta de que está matando a sus hijos y a sí misma.

Y ya cuando va a la escuela y tiene los primeros contactos con la cocina y puede ver los menús es cuando empieza a alucinar. Pizza para desayunar. Leche de colores, patatas fritas por doquier e incluso uno de los niños identifica un tomate como una patata. No había visto un tomate en su vida…

Ya os podéis imaginar que Jamie no es bien recibido ni en la ciudad ni en la cocina donde viene a cambiar sus hábitos. Tanto la radio como la prensa escrita le ponen las cosas difíciles y cuesta arriba y es en el colegio donde tiene que dar explicaciones de unas declaraciones sacadas de contexto en las que tilda a los vecinos de ignorantes por su obesidad.

A ver en que depara esto porque aun no he visto más que un episodio de Food Revolution.

Ánimo gente y a cuidarse





Rincón de los rojillos

2 02 2011

 

Bueno, bueno, en todo este tiempo si que he tenido tiempo de ir a comer a diversos y variados sitios de todas las clases y lindezas y  empezaremos por el peor, para quitármelo de encima cuanto antes que ya le tenía ganas. Y me refiero al que figura en el titulo, El rincón del rojillo, en Itaroa.

Era 3 de diciembre y teniendo fiesta, te juntas con unos amigos y propones ir a comer a algún lado pero que no se vaya de precio que nos vienen días de muchos gastos entre puentes y navidades e ir a esquiar (o sea, súper) y de paso que no esté muy lejos.

Pensamos en ir al centro comercial y allí decidimos entre el variado parque. Todo correcto. Damos una vueltita por las instalaciones y hay uno que no hay apenas gente y que en fin de semana vale 12€ y entre semana 9€, venga pues.

Te sientas y ya te empiezan a entrar las impresiones por el ojo. El “maitre” parece un exconvicto, el típico que de joven tenía un R5 y bailaba Chimo Bayo hasta el amanecer con tatuajes hechos con boli bic en la trena tipo “hate y love” en los nudillos.

Y las camareras… a alguna le faltaba un hervorcito…que no digo que nos sirvieran mal, eh! No me quiero meter con nadie pero es que es así. Lo siento.

Y aún no he empezado con la comida pero sólo deciros que la falta de sal era lo que predominaba en todos los platos y fue lo más emocionante de la comida.

Pedí una lasaña de espinacas que yo creo que la sacaron de la caja de los congelados la metieron al micro y de ahí al plato. Ni una miserable salsa. Panorama desolador. Todo seca. Tal cual os lo cuento.

Y de segundo osé pedir un solomillo (de cerdo) que era lo más insulso y falto de presentación que he visto en mi vida, por no tener no tenía ni sangre, ni jugos ni nada, joder. Y menos mal que no elegí el ajoarriero que había pensado en primer lugar.

A todo esto, el vino rellenado en las botellas requeteutilizadas.

Nota: SUSPENDIDO

En conclusión, gastaros un poco más y elegid algo más vistoso.





Mandarina club – Peñiscola

4 08 2010

Lunes 2 agosto, Evento Piromuscial

Estando de vacaciones en Benicarló nos recomendaron el club Mandarina de Peñiscola para pasarnos por allí y disfrutar. Y la verdad es que visitando el lugar tenía muy buena pinta. Terracita chill out, buen ambiente, buenas copas…, vamos un sitio selecto y con buena musiqueta.

Así que indagando un poco resulta que en el Facebook encontramos un evento para el lunes a la noche que juntaba el Espectáculo piro musical que ofrecía el ayuntamiento con la inauguración de la “Semana de la música barroca” y una cena a puerta cerrada con previo pago de las plazas reservadas y que tuvimos la suerte de poder reservar una mesa a última hora de mañana.

Pero no fue todo tan bien como pintaba. No había un puto sitio para aparcar en el pueblo (alguno tuvo que irse a aparcar a Benicarló y volver en taxi a Peñiscola), empezó a llover haciendo que se retrasara la cena y luego durante el guateque, no nos hicieron ni caso además de sacar los platos fríos, poquisísima cantidad y , repito, ser ignorados.

Llegamos a pedir una botella de vino cuatro veces y al final acabamos tomando sangría.

Las cantidades fueron de risa y nos dejaron por servir uno de los mini-platos.

Esto nos pasa por tener a unos adinerados en la mesa de al lado y que se llevaran ellos todas las atenciones.

Lo bueno de la noche fue que teníamos vista privilegiada de los fuegos y la música que resultó ser un espectáculo muy bonito.

En resumen, puede ser que nos tocara a nosotros la china, porque ya te digo que siempre cuentan maravillas de este sitio, pero para mi resultó (una puta mierda)ser uno de los que voy a borrar de mi lista de aceptables. Suspendidísimo

UBICACIÓN: 6

COMIDA: 1

BEBIDA: 6

BAÑOS: 6

SERVICIO: 4

NOTA FINAL: 4,5